Buscar
  • Narrativa Ecuador

El “Meme”



A lo largo de la historia han existido ciertos cambios en los diferentes temas relacionados con el ser humano. Sin embargo, parecería que dentro del contexto económico no han existido cambios estructurales, mas sí en cuanto a su organización. Diferentes perspectivas teóricas señalan que la estructura económica del planeta es capitalista. En un principio la sociedad se organizó a través de la agricultura, ganadería y territorio para generar capital. Después, la sociedad se organizó a partir de la industria y lo mecánico, con el mismo fin: producir y generar capital (Linares, 2002).


En la actualidad, Fredric Jameson (2012) señala que el ser humano se organiza principalmente a partir de la tecnología, medios de comunicación y el marketing, siendo las empresas multinacionales o transnacionales las principales protagonistas referentes a esta característica actual del mundo y la producción económica. Jameson (2012), plantea que la cultura ha “devenido” en un producto por derecho propio, definiendo a nuestra época actual como “el capitalismo avanzado” o usando sinónimos tales como “capitalismo multinacional”, “sociedad del espectáculo o de la imagen”, “capitalismo de los medios”, “sistema mundial” o hasta “posmodernismo”.


En efecto, parecería que esta singularidad en nuestra época actual influye a que la mayoría de los seres humanos inviertan mayor energía y concentración en producir capital para consumir productos y servicios. ¿Qué consecuencias ha traído esta forma de vida?

Se cree que, dentro de las múltiples y posibles consecuencias, el lazo social y las relaciones humanas cada día se empobrecen. Siendo los niños, niñas y adolescentes los principales afectados. Maturana (1995) menciona que el ser humano sólo existe en sociedad y el fundamento de lo social es el amor. De igual forma, Rebolledo & Roldón (2010), señalan que, los infantes y adolescentes pertenecen a la estructura social y como están en constante relación con la misma, necesitan de “algo” que los sostenga de manera individual y colectiva, así sea que ese “algo” no sean relaciones basadas en afecto.


No obstante, niños, niñas y adolescentes no son los únicos que tienen la necesidad de “algo” que los sostenga, sino, toda la sociedad lo necesita. Y dentro de las posibles y una de las varias elecciones que el ser humano ha elegido para “sostenerse”, está la simplificación de la realidad y la narrativa. Para desarrollar la idea anteriormente expuesta, utilizaremos como metáfora a los conocidos “memes”.


Aparentemente, la función que cumplen hoy los tan “famosos” y “relevantes” memes es compartir una experiencia, un sentir y un pensar. Parece que una imagen se usa para compartir una opinión o es una forma de relacionarse. ¿Irónico verdad?

Tal vez, Frederic Jameson (2012) no se ha equivocado en decir que actualmente somos la “sociedad del espectáculo o de la imagen” así como tiempo atrás también ya lo dijo Guy Debord (2003).


En este sentido, podríamos decir que la mayoría de las personas usan los memes para interactuar con otros seres humanos, usando a los memes de manera estereotipada, es decir, sin reflexionar al momento de usarlos. Compartiendo de esta forma, ideas poco desarrolladas que influyen a la construcción de percepciones estereotipadas y al mismo tiempo a la construcción de estructuras rígidas de pensar y sentir la realidad construida.

De hecho, el filósofo Francés Jean-François Lyotard (2000), señala que la ciencia más que una epistemología es economía política, puesto que ésta sectoriza y legitima la palabra, o sea la realidad, ya que, según Lyotard, la realidad es una construcción lingüística. Dicho autor, menciona que el objetivo principal de este proceder por parte de la ciencia es que emerjan ciertas ideas y elecciones como correctas, verdaderas, buenas y justas en beneficio de las élites económicas. Lo que, en otras palabras, se podría decir que implica limitadas opciones de vida y experiencias. Opciones que tienen como principal objetivo continuar con la estructura social: producir y consumir mercancía.


Michael White & David Epston (1993), plantean que la narrativa de las personas es más fuerte que el discurso científico ya que contar una historia no necesita validez ni un método para comprobar su validez, es válida por el simple hecho de existir. Sin embargo, parecería que las personas y la cultura tal y como lo señalan Jameson (2012) “se han convertido en un mercado, el cual se ha vuelto un sustituto de sí mismo, y es una mercancía en la misma medida en que lo son las cosas que contiene”.


En definitiva, podría decirse que las historias de vida de las personas y sus relatos se han vuelto historias estereotipadas, con poca intención y objetivos. Narrativas que carecen de riqueza humana. Pues, si existe una realidad definida, no hay motivos para reflexionar o buscar más opciones de vida. La posibilidad que aparentemente han elegido los seres humanos es, por un lado, producir y recolectar cosas materiales, limitando la experiencia humana a solo un eje de desarrollo: la mercancía. Y, por otro lado, reproducir imágenes bajo las cuales definen la realidad y las relaciones humanas, cuyo resultado aparente, es que las personas elijan abandonar la integridad propia y el desarrollo de cada una de sus esferas, para elegir no contar con un sentido más amplio y consciente su propia historia.


Tal vez, bajo esta lógica social en relación con la economía, tiene sentido que la función del meme sea continuar con una realidad definida y de manera paradójica y al mismo tiempo, una forma de sostenerse y sobrevivir en sociedad. Dejando a un lado el compartir relatos propios y complejizar la realidad que a diario se construye a través del diálogo, o mejor dicho, a través de imágenes que carecen de narrativa.


Parece que hoy en día existe interés genuino por los memes, no por el otro ni por uno mismo. Parece que el ser humano ha optado por aceptar ideas tomadas en su nombre. Así como parece que, de esa forma las personas han elegido existir en sociedad y sostenerse.


¿Acaso el ser humano se siente muy solo? ¿Acaso el ser humano explica y da sentido a su vida con un meme?


Quizás, a la estructura social no le ha sido suficiente conectarse a través del teléfono celular (o con el teléfono celular), sino que hoy, mucha de su comunicación es por medio de imágenes. Según Lyotard (2000) la enciclopedia actual del ser humano son imágenes y datos de información, los cuales constituyen la naturaleza del ser humano “postmoderno”.

Se dice que hoy las personas tienen libre acceso a la información gracias a la tecnología e internet ¿De qué manera se está usando ese “libre acceso”? ¿De manera estereotipada o consciente?



REFERENCIAS

Guy, D. (2003). La sociedad del espectáculo. Valencia: Editorial Pre-textos.

Jameson, F. (2012). Posmodernismo: La lógica cultural del capitalismo avanzado. Buenos Aires, Argentina: La Marca.

Linares, J. L. (2002). Del abuso y otros desmanes: el maltrato familiar, entre la terapia y el control. Barcelona, España: Paidós Ibérica.

Lyotard, J. (2000). La condicion postmoderna. Madrid, España: Minuit.

Maturana, H. (1995). Desde la biología a la psicología. Viña del Mar, Chile: Synthesis.

Rebolledo, O., & Rondón, L. (2010). Reflexiones y aproximaciones al trabajo psicosocial con víctimas individuales y colectivas en el marco del proceso de reparación. Revista de estudios sociales, (36), 40-50. Recuperado en http://www.scielo.org.co/scielo.php?pid=S0123-885X2010000200004&script=sci_abstract&tlng=es

White, M. y Epson, D. (1993). Medios narrativos para fines terapéuticos. Buenos Aires, Argentina: Paidós.

  • White Facebook Icon
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Blanco Icono de YouTube
  • Twitter Icono blanco

© 2020 por El Austro