Buscar
  • Luis Cupichamba

Mi Sexualidad, Mi Derecho



Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos; los derechos humanos son universales, complementarios, indivisibles e interdependientes. La orientación sexual y la identidad de género son esenciales para la dignidad y la humanidad de toda persona y no deben ser motivo de discriminación o abuso. Sin embargo, las desigualdades dentro de un sistema que ha invisibilizado las diversas formas de desarrollo en materia de sexualidad, identidad y expresión, siguen enmarcando como lo natural solo a lo hetero-normativo, algo que dificulta la accesibilidad a los derechos de manera integral.


Por otro lado, desde la sociedad civil, el trabajo emprendido desde diferentes aristas es fundamental, así como también, es importante el empoderamiento y la participación de los sujetos y sus derechos, en directa relación con los procesos sociales, culturales y políticos; más allá de la vivencia y visión que genera la relación Estado - Sociedad. Los cambios estructurales de patrones violentos, discriminatorios, estigmatizantes, junto a la transversalización del enfoque de derechos, son parte de la construcción de todos y todas. El trabajo está en poder generar sensibilidad y brindar información que genere criticidad, y de esta forma mejorar las relaciones interpersonales de los seres humanos, sus entornos y contextos.


Es imperante no analizar a la sociedad desde un pasado que muchas veces duele, aún para quienes somos diferentes. Esta sociedad que se ha ido construyendo acorde a las dinámicas culturales, políticas y religiosas, han generado que se catalogue a gays, lesbianas, trans, bisexuales e intersexuales como enfermos, delincuentes, anormales o ciudadanos de segunda clase.


Sin embargo, las luchas reivindicadoras son parte del contexto histórico del Ecuador, por ejemplo, el hecho de que en 1990 la homosexualidad dejó de ser una enfermedad [1]; y que para el año 1997 se despenalizó la homosexualidad [2] donde se enfatizaba que la homosexualidad debía ser sometida a tratamientos médicos y que el recluir a personas homosexuales, podría detener estas conductas. Posteriormente, en 1998, con la Constitución de la República del Ecuador, se reconoce por primera vez la no discriminación por orientación sexual en el artículo 23. Estas luchas son parte de una gran gesta histórica para la comunidad LGBTI, que sigue buscando la reivindicación de sus derechos.


En el año 2008, con los cambios legislativos y la construcción de una nueva Constitución, se incrementaron derechos que han venido a ser una gran herramienta jurídica en defensa de la comunidad LGBTI; en el artículo 11 de la Constitución del Ecuador, se establecen los principios de aplicación a los derechos y en el numeral 2 se expresa que nadie podrá ser discriminado entre otras cosas por sexo, identidad de género, orientación sexual y que además, el Estado adoptará medidas de acción afirmativa que promuevan la igualdad real en favor de los titulares de derechos que se encuentren en situación de desigualdad. Sin embargo, con los avances legislativos y sociales en el estudio realizado por el INEC en 2013 [3] refleja que 7 de cada 10 personas de la población LGBTI, han sufrido algún tipo de discriminación, rechazo o violencia. En el ámbito de la salud en el ecuador, 58% de la población LGBTI no cuenta con ningún tipo de seguro de salud.


El Estado es responsable de garantizar de manera integral los derechos sexuales y reproductivos desde una visión laica y no generada desde el dogma o la moral; en el Ecuador han existido retrocesos y avances en este tema. Sin embargo, el Estudio sobre los costos de omisión de no invertir en acceso a servicios de salud sexual y reproductiva en Ecuador [4], para el año 2015, el costo económico y social por la omisión de servicios de salud sexual y reproductiva, llegó a US$ 472.9 millones, dato que refleja la deuda en materia de derechos y la falta de intervención en ámbitos como la promoción y prevención.


Actualmente, dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2017-2021 Toda una Vida de Ecuador, una de las metas es disminuir el embarazo no planificado a 2021, y en su Objetivo 2: Afirmar la interculturalidad y plurinacionalidad, revalorizando las identidades diversas, establece que:

La diversidad se expresa también en una serie de colectivos identitarios y culturales como la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, travestis, transgénero, intersexuales y queer (LGBTTTIQ); así como en las culturas urbanas, principalmente constituidas por jóvenes

Elementos como estos, además de la Constitución del Ecuador, que es eminente de avanzada y garantista de derechos; el Estado puede desarrollar políticas públicas específicas para el desarrollo en materia de derechos sexuales y reproductivos.


En este contexto el LabCívico “Mi Sexualidad, Mi Derecho”, iniciativa desarrollada por Luis Cupichamba de Asociación ASIRIS, dentro del proceso de Escuela de Incidencia de Fundación Ciudadano Inteligente para Ecuador, establece que los y las jóvenes, desde cualquier espacio trabajamos en proceso de sensibilización, capacitación, formación, entre otros; en temas de derechos sexuales y reproductivos, sexualidad, orientación sexual, identidad de género, sexo, relaciones sexuales. Romper estos esquemas y construcciones socio-culturales es un largo camino aún por recorrer. Sin embargo, existen buenas experiencias, prácticas, herramientas y programas que nos demuestran que desde la teoría y praxis, se pueden fortalecer estos espacios de vital importancia en los procesos de lucha social colectiva.




Referencias:


[1] 17 de mayo del año1990 la OMS retiró a la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales


[2] Resolución No. 106-1-97, publicada en el Suplemento del Registro Oficial 203, del 27 de noviembre de 1997


[3] Estudio de caso sobre condiciones de vida, inclusión social y cumplimiento de derechos humanos de la población LGBTI en el Ecuador, INEC, 2013.


[4] Ministerio de Salud Pública del Ecuador, 2017


  • White Facebook Icon
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Blanco Icono de YouTube
  • Twitter Icono blanco

© 2020 por El Austro